h1

A Dios rogando y con el mazo dando

marzo 9, 2009

Tiene 17.000 “amigos”, un sinfín de casas regaladas por todo el país y ofertas laborales por doquier. Ha sido alabado como si un fuera un nuevo Cid Campeador o un Blas de Lezo. Más audaz que Don Pelayo y más iracundo que Gonzalo Fernández de Córdoba, el Gran Capitán de los Tercios de Flandes.

Se llama Emilio Gutiérrez, es militante socialista y vive en Euskadi, o mejor dicho vivía, pues parece que ha preferido huir a buscarse nueva suerte a las costas de Alicante. Se ha hecho famoso por destrozar la herriko taberna de la izquierda abertzale de Lazkao, maza en mano, como si se tratara del mismísimo dios Thor redimido.

Parece que de nuevo la pasión ha cegado a muchos la razón. No seré yo quien venere a este hombre como héroe nacional, pues su hazaña no ha sido en nombre de Euskadi, ni de España, ni tan siquiera del socialismo, sino a favor de la reforma de SU piso que quedó damnificado debido a un atentado.

De nuevo estamos ante otro episodio de egoísmo personal en detrimento de la comunidad a los que la democracia ya nos tiene acostumbrados. No ha sido el ‘martillo de la justicia’ quien ha hablado sino la ira de revancha personal. A duras penas un ajuste de cuentas callejero. En realidad, un efecto de los problemas de la crisis y no una causa nacionalista.

emilio-gutierrez1

Ley Solar

Anuncios

One comment

  1. Hola,Septentrion.

    Habitualmente,estoy muy de acuerdo con tus opiniones,pero en esta ocasión,difiero completamente.

    En la mayor parte de las rebeliones patrióticas,los iniciadores de las mismas,actuaban por motivos personales,en un primer momento;el desencadenante de su furia,era el ataque por parte del tirano,a su propiedad o a su familia.

    Emilio Gutiérrez no es “El nuevo cid”,pero fue un tío que,actuando con dos cojones,reaccionó cuando SU CASA fue atacada por unos cobardes bastardos.
    ¿Quién hace eso hoy en día?.CASI NADIE.Incluso en casos más gordos,como la violación de una niña,o un asesinato,los familares,de manera borreguil y fatalista(salvo en honrosas excepciones como Sandra Palo o Marta del Castillo),agachan la cerviz,y no actúan contra el criminal.
    Emilio Gutiérrez no se doblegó,y con una maza,machacó una herriko taberna,mientras los cuatro batasunos que había dentro,SE CAGABAN DE MIEDO.

    A mí sí me parece un acto HEROICO.Si hubiera más Emilios en País Vasco,haría mucho tiempo que la ETA marxista habría sido MACHACADA



Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: